Todo Estudiante. Toda Oportunidad.

Oportunidades

Daniel Bucheli • July 9, 2015

Hoy el gobierno federal tiene más control que nunca sobre la educación a nivel de primaria y secundaria. Con una actitud en el cual el mismo sabe cuales son las mejores reglas, regulaciones y políticas para todos;  ellos dictan cómo los estados y distritos escolares miden el desempeño escolar, gastan el dinero de los contribuyentes y contratar y despedir profesores. Los Republicanos de la Cámara aprobaron una solución que pone el poder de nuevo en manos de los padres y profesores, lo que les permite tomar las decisiones que mejor se adapte a sus hijos.

La Ley de Éxito Estudiantil (HR. 5) es una propuesta conservadora para reemplazar la ley “No Child Left Behind” y la cual evita que el gobierno federal gestione las escuelas K-12 a través de decreto ejecutivo con políticas como ‘Common Core’. Así es como la Ley de Éxito Estudiantil va a ayudar a lograr una mejor educación que apoye y capacite a nuestros estudiantes :

La Ley de “Éxito Estudiantil” prohíbe:

-Cualquier agente del gobierno federal – incluyendo el Secretario de Educación – requiera que los Estados adopten ‘Common Core’ (u otras normas específicas) a través de exenciones, subsidios federales, o cualquier otra autoridad;

-Al Secretario de Educación de crear cargas adicionales a los estados y distritos escolares, especialmente en las áreas de estándares, evaluaciones y planes de rendición de cuentas; y

-Al Secretario de Educación de ejercer autoridad que no tiene via reformas al proceso de reglamentación existente.

La Ley de “Éxito Estudiantil” elimina:

-La idea actual de “una talla para todos” en el sistema nacional para la rendición de cuentas. Las mismas que dictan estrategias y gestiones de las escuelas;

-Programas de la Secretaría de Educación que se han utilizado para obligar a los Estados a adoptar sus políticas preferidas, incluyendo ‘Race to the Top’;

-69 programas ineficaces, duplicados e innecesarios y requiere una reducción en la fuerza laboral del departamento de los programas eliminados.

La Ley de “Éxito Estudiantil” protege:

-Autonomía estatal y locales sobre rendición de cuentas, el gasto en educación, la contratación, normas, planes de estudio y evaluaciones;

-La soberanía de los Estados a salvaguardar el derecho de los estados a no participar en cualquier programa bajo la ley;

-Control de los padres sobre la educación de sus hijos mediante el fomento de la transparencia, flexibilidad y opciones académicas;

-Los derechos de los padres y los contribuyentes al saber si las escuelas están enseñando a sus hijos de manera efectiva; y

Es muy sencillo: Los padres deben poder elegir la mejor escuela para sus hijos. Las comunidades deben ser capaces de elegir el mejor plan de estudios para enseñar. Y los estudiantes deben ser capaces de aprender y alcanzar su máximo potencial.

Leave Your Comments

Comment*
Name*
Email*
Your email address will not be published.
Website

*